8/24/2008

I.O.U.S.A. un ejemplo de la salud y poder del documental

Empecemos por el principio ¿Por qué el documental está viviendo un época de renacimiento?
Será tal vez por el coste de producción por minuto es significativamente más barato. Será por que las audiencias de las salas de cine están compuestas por jóvenes airados y socialmente activos que aprecian y valoran testimonios que reflejan sus preocupaciones sociales. Será por que grupos sociales de opinion e influencia ligados al pensamiento liberal y progresista han encontrado en la narraron documental un medio para sostener sus tesis más alla del tradicional discurso orientado a enardecer a las masas.
El renacimiento del documental es un fenómeno sugestivo y atrayente que integra realidades de la industria que toman partido de cambios sociales en la demanda.
El documental es un género sugestivo porque tiene que argumentar e interesar a partes iguales. Necesita de elementos argumentativos y por tanto racionalizables, tiene que despertar a la mente. Pero también puede apelar al corazon, aunque en ocasiones este ingrediente resulte peligroso porque puede hacernos sonrojar.
Naturalmente estamos hablando de un documental de tesis.
Pero este subgénero necesito contar un historia, incluso construir un propuesta a veces maniquea.
¿Por qué a alguien como yo le interesa hoy el documental de tesis?
Muy sencillo. Porque argumenta, expone y convence. Porque moviliza conciencias. Porque juega y aúna los sentimientos y las ideas. Me apasiona la capacidad de movilizar las conciencias. Pero sobre todo me atrae la maestría narrativa que hace que se entremezclen géneros y tratamientos. Creo que la publicidad puede aprender mucho del documental hoy. Vivimos demasiado volcados en la cinematografía de ficción y fantasía, cuando en muchas ocasiones lo que tenemos que hacer no es tanto seducir a la fantasía y la imaginación sino hacer relevantes argumentos que van a ser decisivos en el proceso de venta.
De momento aquí os dejo un ejemplo. Una invitación a la reflexión en tiempos de crisis financiera, tras la orgía que todos sabíamos que debía acabar. I.O.U.S.A. es un propuesta más a la reflexión que debería llamar al sentido común en muchas facetas de un proyecto social y de convivencia que necesita ser re-evaluado.