11/14/2007

ESOMAR. QUALITATIVE 2007. PARIS… NOTAS A PIE DE SALA (En "compañía" de Kristin Scott Thomas)

ESOMAR convoca a sus gentes a reflexionar sobre el futuro de la investigación cualitativa. Se percibe cierta preocupación acerca del valor de esta herramienta esencial. Está en crisissobre todo porque , como se pudo ver en Nueva York el año 2006, se ha convertido en un recurso económico y rápido de investigación y no en una disciplina que ahonda y busca respuestas. Ante la presión de la métrica y de la mensurabilidad que alimentan las posibilidades tecnológicas, lo cualitativo lucha por hacerse con un lugar, pero tropieza con el miedo a la incertidumbre y al fracaso.
Dos líneas de pensamiento flotan en el aire:
De una parte el regreso de las ciencias sociales y la recuperación del análisis profundo. Lo etnográfico como modismo. Y sobre todo el problema de que hemos puesta en las preguntas nuestras esperanzas cuando la esperanza está en el saber escuchar. Se reivindica el saber de lo humano. Se reivindica también toda su complejidad. Los cualitativos evidencian las limitaciones de otras metodologías y reivindican la capacidad introspectiva y analítica, el esfuerzo por integrar piezas de conocimiento y sobre todo la aventura de asomarse a lo humano como una profundidad ignota.
Pero por otro lado también existe el hecho de que vivimos en un nuevo entorno cultural. Las tecnologías, lo online requieren de exploración y a la vez sirven como vehículo para superar viejas limitaciones asociadas a lo cualitativo. Con lo on line no hay barreras de espacio o tiempo, es posible recoger saber y participación de más extensos grupos de participantes. Sin embargo la escuela clásica cuestiona lo online como una mera solución convenience.
Y entre ambas reflexiones fenómenos como la co-creacion y la participación activa de los consumidores en las marcas y en sus procesos.
El sentido común alumbra soluciones mixtas, encuentros, respuestas hibridas.
La conclusión es que hay que mantener los oídos atentos. Más allá de los estereotipos o de la cerrazón. Conviene experimentar nuevas respuestas, por que las preguntas aprietan como nunca. Yo me quedo con la copla de que en el entorno virtual no todo es mesurable y se requiere insight. Escucha la evidencia que los blogs son testimonios de la vida contemporánea y piezas de evidencia a través de la que aflora sabiduría del consumidor.
Entre tanto Paris sigue en huelga ¿podre regresar a la aridez de la investigación cualitativa en España?
Me consuela que Kristin Scott Thomas está frente a mi, en el hall del Hotel Lutetia. Con un punto de misterio y encanto, mesándose lo cabellos y pestañeando con delicadeza. Será una buena señal.

1 comentario:

XIMENA dijo...

DEFINITIVAMENTE EL TEMA DE LA INVESTIGACION CUALITATIVA DEBE EVALUARSE MUY BIEN, SINO S E ACOMPANA DE LA CUANTITATIVAA MI ENTENDER NO SIRVE


Y LAMENTABLEMENTE HAY PAISES COMO PERU, EN DINDE SUS EMRPESAS DE INVESTIGACION, ESTAN VOLCADAS CASI QUE COMO A OFRECER PAN CALIENTE LOS GRUPOS FOCALES...