8/25/2007

Esto es solo el principio. Nuevos retos, nuevas visiones, nuevos puntos de vista

Los que visitáis con cierta asiduidad este blog, quizás no reparéis en el detalle. Es lógico. Quiero decir que no prestar atención a los detalles del perfil, tras tal vez alguna apresurada lectura hecha hace ya tiempo, es normal.
Tanto como que es que se te escape un detalle sin importancia, tal y como que después de 18 años en Vinizius Y&R emprendo una nueva etapa y un nuevo proyecto.
Han sido 18 años de resultados contrastados. 18 años de desarrollo personal y profesional. Y por que no decirlo, 18 años de un proyecto empresarial marcado por el éxito.
Pero es tiempo de emprender nuevos retos.
Hay que reinventarse.
Hay que emprender “new ventures”. Y sobre todo hay que aportar nuevas ideas y puntos de vista.
Mi proyecto futuro se lama BrainVentures. Definirlo será difícil, pero lo cierto es que esta más allá de la agencia, aun cuando asuma tareas y funciones que la agencia quiere ofrecer.
Ya llegará el tiempo de asumir y exponer lo que BrainVentures va a ofrecer y puede ofrecer.
Es tiempo de un punto y aparte. Tiempo de recapitular.
En una carta de anuncio y despedida a los colaboradores escribí lo siguiente: Vinizius se ha hecho muy grande. Pero para que sea grande por más tiempo y en beneficio de todos no se deberían olvidar algunos ingredientes de nuestro éxito:
- Vinizius surgió en 1989 de un grupo de jóvenes ambiciosos que querían desarrollar un proyecto propio. La agencia era una calabaza que se transformo en carroza por arte del esfuerzo y la cabezonería de un puñado de gente que no quería conformarse
- Vinizius reunía gente diversa, dispar, a veces contradictoria. Pero unidos por el deseo de crecer y superar los límites. Querían alcanzar clientes más grandes, hacer proyectos más importantes.
- Vinizius vivía por y para sus clientes. Todo empieza y acaba en los clientes. Sin clientes no somos nada.
- Vinizius nunca tuvo un estilo o sello propio. Cada proyecto era único e irrepetible, porque cada proyecto era un problema.
- Vinizius siempre mantuvo buenas relaciones con todos los niveles del cliente. Nunca cometimos el pecado de humillar al product manager que algún día será director general.
- en Vinizius siempre hemos creído que había una solución, que las cosas de un modo u otro se podían hacer. Los clientes siempre han sabido que la agencia se “mojaba” por ellos.
- La marca de nuestros clientes era la única marca importante. Si nuestra marca ha crecido fue lentamente, a través de los hechos.
- Como decía Napoleón, en la mochila de cada soldado hay un bastón de general. El tesoro más valioso de Vinizius siempre fue el tesón y sentido de la responsabilidad de su gente.
- No siempre todo fue fácil, ni siempre hubo buen ambiente. En ocasiones nos vimos invadidos por gente que trajo actitudes negativas. Pero pasaron, se esfumaron, y la manera de hacer de Vinizius siempre prevaleció.

2 comentarios:

Julia dijo...

Felicitaciones Antonio! y muchos éxitos, Julia.se

qsc dijo...

Mucha suerte con tu nuevo proyecto, estaremos atentos. Saludos