4/04/2008

Llaneros solitarios: sobre esas pequeñas agencias henchidas de talento y poca vision

Caminar solos es cómodo. No tienes que rendir cuentas a nadie. Ni siquiera a tu propio criterio.
Te puedes regodear en tus ideas. Embarrarte en tus vanas disquisiciones. Hacer todos los brindis al sol que quieras.
Lo digo por esas agencias con más talento que vision. Esas agencias que están hechas de compromiso personal y autista. Esas agencias que no contemplan sumar, integrar, superar. Vivir en pequeño es cómodo. No causa problemas. Te bastan con tu par de obsesiones.
Pero en pequeño y singular no se suman fuerzas ni talentos. Se mira todo desde el balcón de los solitarios cuando las cosas grandes suceden en la plaza, alli donde nos tenemos que atrever a debatir y comprometer nuestras ideas. Sé que esto de las agencias es un negocio y sobre todo una forma de vida. Sé tambien que compartir resulta doloroso porque todos somos dados a compartir la pobreza pero nunca la abundancia.
Pero me resisto a contemplar como la falta de vision y de sentido del riesgo frustra la posibilidad de encauzar proyectos que sumen, que sean más colectivos y más interesantes, porque recogen matices y alientan ambiciones.
Compartir es crecer. La inteligencia es plural o no es inteligencia ¿a qué esperamos? ¿Acaso a los tiempos difíciles que no han de tardar en llegar?
Hay que tomar posiciones, hay que construir. Solo los equipos sobreviven y avanzan.
Porque juntos somos más.

1 comentario:

CoStA dijo...

Existe una frase que me encanta:

“Si tienes dos fanáticos del deporte, tienes al menos tres opiniones".
Red Barber

Creo firmemente que los resultados mejoran en empresas dónde se fomenta la unidad en equipos de trabajo, siempre y cuando exista una voluntad de capacitación de los individuos y un liderazgo de primer orden del que todos los componentes del equipo tratan de aprender.

Saludos,

ocioynegocios.blogspot.com