3/01/2009

“Frugal Cybermoms”: el poder de la información en tiempos de crisis



Saber es poder. Y poder ahorrar depende de la información que disponga el consumidor. La información es parte del oscuro juego de vender y comprar, en el que cada uno de las partes pretende optimizar su posición, pero en todos los casos el saber del otro redunda en una menor capacidad de controlar la transacción. La relación está basada en lo que creemos y sabemos acerca de lo que vendemos y a quien vendemos. Información que puede ser objetiva pero también subjetiva porque habrá de considerarse como ese bien o servicio me satisfará.
(You can afford to stay home with your children - work from home and practice frugal living! )
www.Frugalmom.net

¿Estaré comprando al precio correcto? ¿Será este el único sujeto o lugar donde comprarlo? ¿Las condiciones que hoy contextualizan mi decisión seguirán presentes en el futuro?
Saber, poder, comprar.
En tiempo de crisis nuestras asunciones, lo que pensamos y sabemos, también entran en cuestión. No es que solo como los mercados en los que participamos se hayan vuelto un poco, es que lo que usamos para decidir (nociones, valoraciones, ideas preconcebidas, informaciones más o menos objetivas) entran en crisis.
Es un momento cuando también nos damos cuenta que necesitamos más y distinta información.
La información que gestionamos es capital y también lo es de donde procede esa información.
Este fin de semana Financial Times publica una breve noticia titulada “Frugal Cybermoms are nation´s sweethearts”. Ciertamente lo importante es como blogs como “southern savers” o “Money saving mom” crecían casi un 250% en su número de visitas, espacios de consejos que además informarte acerca de donde hay ofertas y cupones de descuento, te cuentan nuevas formas de planear y abordar el consumo. El fenómeno no solo es la creciente importancia de los blogs como fuentes de influencia ante grupos de consumidores más conscientes y críticos, a veces no solo por la presión de su situación económica concreta, como por el cambio de prioridades. De hecho lo que me parece fundamental es que lo consumidores se organizan para difundir/adquirir información que favorecerá sus decisiones y prioridades. La influencia, la búsqueda de información significativa y fiable es el hecho más significativo de nuestra nueva cultura de consumo.
“El secreto no está en la elocuencia” me hizo entender Pera Rosales mientras comíamos y hablamos literalmente en crudo. El secreto está en la capacidad de ser significativo. Y si lo somos, en una situación crítica de incertidumbre el consumidor buscara fuentes de información y saber que le ayuden.
Esas fuentes de saber ya no están en los medios estructurados de modo tradicional sino en nuevos medios des-intermediatizados.
http://www.southernsavers.com/
http://www.frugalmom.net/
http://www.couponcravings.com/
Finacial Times
Americans embrace cyber moms’ blog bargains
Five tips from Frugal Cyber Moms