5/26/2008

El canal es el contenido: o dime dónde y llámame tonto (pero que no se sepa)

¿Cuál era la pregunta? Si, esa que nadie quería contestar. La pregunta que empieza asi : mi marca ya gestiona regularmente tres olas de comunicación, pero no es suficiente.
En primer lugar porque es mas que una marca. Es un empeño. Una voluntad social. Hace cosas y se deben saber. De hecho mi marca invierte en bien social y en bien cultural, que tambien es social.
Pero se le queda pequeño el spot.
Tengo una campaña basada en un concepto que cala. Pero todo el mundo clama “obras son amores y no buenas razones”
¿Qué puedes hacer por mi? Quiero decir que puedes hacer más allá de tu ya sabidos y cada vez menos distintos spots.
Dame una solución para que no todo se acabe en un spot de 20 segundos que por mucho que te esfuerces cada vez me sienta mas como un polvo rutinario que como una fiesta de luz y de color.
¿briefing dices? Ya te lo he dicho. No querrás a caso que piense si ya te pago.
Cierto, corres el riesgo de irte por los cerros de Úbeda. Pero para eso te pagan.
Bueno de hecho yo no te pago, como no sea con la incierta esperanza de que no me olvide que trabajaste para mi. Pero ya sabes que en este negocio todo gira, casi tanto como el mundo y mi jefe que nada sabe, ni quiere saber, le puede dar la campaña algún gordito simpático de corta trayectoria y larga mano.
Ponte a ello. Dime como la obra de la mala conciencia puede hablar de sí sin hablar a eructos de 20 segundos o menos.
Venga, dale. Que te quedas fuera.