5/31/2008

Somos tontos


Lo digo porque basta asomarse a la red para repescar inventos de zoquetes que como fariseos abominan de todo.
Pero todo no es tan fácil.
Es falso que la efectividad y la creatividad no sean hermanas. La efectividad es una vocación innegable. Pero la creatividad es la necesidad ineludible.
No hacen falta grandes alforjas para concluir que cualquier comunicación que no genere cambio perceptivo que condicione comportamientos no es eficaz. Pero es radicalmente falso que baste alguna forma de condicionamiento o “truquillo” para persuadir o movilizar.
Es cierto que necesitamos relevancia, envolvimiento, concernimiento, conexión, interiorización.
Pero no me digas que todo se basa en pura mecánica.
Es previsible y anti-imaginativo.
Lo malo de situarse entre tirios y troyanos es que recibes de todos lados.
Digo no a los que afirman la muerte de la selling idea en pro de la fascinación-vacío-magnética.
Pero tambien digo no a los que han renunciado a asumir que en la comunicación influyen fenómenos intangibles, basados en tan intagibles fenómenos culturales o psicológicos a los que se acceden a menudo y siempre por vias usualmente imprevisibles del relato y la imaginación.
Nada mas. Nada menos.
(Este post es parte de un debate de viejos dinosaurios)